Archivo de la etiqueta: Poesía

Te doy un beso…

Te doy un beso, como ejercicio matemático, te lo doy  para que lo resuelvas, para que te embriague y te excite, recorra desde ese mismo instante todos tus adentros y germine dentro de ti.  Que salga por tu mirada, y sonrías, sonrías como sonríe el silencio a la noche.Te lo doy para que hagas lo que quieras con él, haz con él lo que te venga en gana, saboréalo humedeciendo los labios, mastícalo sin dañarlo y después cuando te recuperes, cuando creas que te ha sabido a poco…vas y me lo devuelves.

Anuncios

En un puñado.

En un puñado guardo bien sujeta tu sonrisa para de vez en cuando abrir la mano y salpicarme de ti.

En el otro puño guardo mis miedos, sangre mordida por labios cohibidos que con el cierzo como compañero te nombra para volverte y sonreir, alzo mi rostro, traspaso las nubes y encuentro en soledad a Perseus.

Y en la madrugada mis ojos despiertan para observar entre sombras como caen susurros a tu oído, sonríes, llueve versos de Poe.

En un puñado tengo recluido todo lo que no cabe en mi alma, si algún día caigo será la libertad de mis puños la que me ayude a vivir.


Al Alma.

Hay palabras que significan un todo, gotean sentimientos y dibujan sinuosos silencios…

Silencios que embadurnan el alma golpeándola hasta hacerla claudicar.

El Alma sobrepone la consciencia al otro, responde al idealismo sin sentido. El alma es algo vivo con todo su valor, no se devalúa….

No es tangible, no se siente, no se ve y aun así permite el trato…no da lugar al pensamiento materialista.

El Alma es para el Diablo… un Dios con nuestra mejor cara.


Senti-dos

Cerrados los ojos, la oscuridad te observa, revienta  la realidad

sensaciones agrias al saborear en el aire la pedantería escupida

Paseas y encuentras dos miradas enfrentadas, dos miradas sobrevaloradas,

siendo tú el que escupes con la boca seca, escupes lo poco que queda…

se te va en vida

Esa vida que no habla el mismo idioma y que lee una puta boca perdida entre

inframundos…

esa vida que llama a mi oído como puerta quejosa

consigue que  respire, me asuste

Toco mis manos y ellas me tocan a mi para intentar averiguar  por sí solas quién

maldito eres.


Inconsistentes Realidades.

Aquel que
corre un tupido velo ocultado en una frase hecha, llena
de vacíos, llena de inconsistentes
realidades…

ha de conocer que la
falsedad y nobleza forman piedra pómez, provocando
inconsistentes realidades…

Y en las sofocantes
noches del verano recontando horas  no descansará, saltarán
una a una mostrándose, incapaz de
parar..

A ti, al que carece de
nombre propio y juega con las manecillas de un reloj, no seré yo
quien te muestre lo que ya deberías
saber, el silencio se adueñará de tu
vacío, no habrá más.


En la ventana.

Desde mi ventana veo una Venecia Like a virgin, salpicando gotas de  fantasía a una realidad insincera, el cristal me dibuja orlas de cercanía al perfilar con mis dedos extrañas formas perpetúas.

Un reflejo se apiada de mí y  solaza mi cara, mis gestos, mi compostura, notando una extrañeza pendiente de digerir.

Doy a mis manos enjauladas la oportunidad y estas apoyándose en una frontera trasparente se castigan de rocío

Desde mi ventana veo el vuelo de un gorrión, debo el respirar.


Qué decías??

Que, qué decías?…Tu gesto adivina un adiós de atención en tu mirada, te escondes en el silencio esperando que este haga sonar la campana que te haga ganar a los puntos.

Te escuché un adiós entre sollozos, me hicieron digerir nuestro lazo junto a los  recuerdos, en mi dolor guardo una esperanza sabiéndola en vano.

No, no creo en tus manos, solo buscan ahogarte en el desespero, y no, no echarás de menos la luz del amanecer, mientras mi brazo se despide en tu cintura ya añorándote.

El trébede continuará trabajando a dúo con el puchero, el chocolate de las tardes de invierno no perderá su sabor…y tú te repetirás una y otra vez a qué sabía….yo te diré…A qué te crees que sabe el amor??

No habrá silencios, no habrá rencores, te invitaré a un chocolate en la tarde más fría de este invierno y nos reiremos a morros manchados recordando pedazos del ayer.