Resucité en mi silencio.


Abro  los ojos, ahí estas, frente a frente,  postrada  en nuestra cama, duermes

me recreo desgranando pensamientos que tienen como protagonistas cada levedad de

tu rostro.

Mi mirar devora tus labios, tu pelo, tus parpados abatidos.

Rezumas felicidad, lo denota ese leve gesto de tu boca risueña

tu imagen relajada por el reposo, muestra de vivencias, vicisitudes de luchas ganadas.

Descansas como la luna en el día, como playa en bajamar, como el silencio en  una noche de

invierno.

El clarear del nuevo día no te estorba, el despertar del madrugador Gurgute te reconforta y

ese gesto, de satisfacción, a mí me da la vida.

Te beso como el que besa por primera vez, te beso con deseo, con mimo,

te beso como la primera vez que te besé…con entusiasmo, sin temor.

Sonríes, me besas…me reconforto

…y resucito en mi silencio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: