Breve curso de Moralidad.


Se sentía triunfador, el simple hecho de andar por la calle le reconstituía su ego, creía en su razón, esa razón le proporcionaba una armadura que le protegía ante cualquier intento de perforación por las vagas solidaridades, estaba siempre a expensas de saberse juzgado por unas apariencias que no eran reales. A él le valía y le reconfortaba.

Rezaba el cartel… “Breve curso de moralidad”, sintió curiosidad principalmente porque era un cabrón y él lo sabía, se preguntaba si la moralidad se enseñaba y dudaba a quién le podía  interesar. La curiosidad le estaba abriendo una herida que creía curada…

Abrió la puerta, entró, se encontró una amplia sala prácticamente desierta sólo llena de luz fría. Sintió cómo se le clavaban en sus ojos miradas con aire de indiferencia, provenían de  cuatro o seis individuos desperdigados por la sala, a cada cual situado más lejos uno de otro como buscando un espacio amplio de intimidad.

Se sentó, los demás se volvieron, se percibía ese vacío en forma de silencio en la sala, el ambiente se respiraba como en  una caja fuerte, a sorbos pequeños e insuficientes para notar tranquilidad, la situación era incomoda para todos por la actitud autosuficiente de cada uno de los presentes.

Todos esperaban que apareciera alguien y apareció, ataviado con una impoluta bata blanca, desprendía un aire mezcla de intelectualidad y excentricismo. No le pareció raro al levantar la cabeza sobre el atril encontrarse la sala medio vacía, daba la sensación de saberse bien escuchado por el escaso público.

Un estremecedor sonido de acople por culpa de una mala regulación en el volumen del micrófono provocó unos breves espavientos a los  siete de la sala. Con aire torpe el excéntrico ponente lo solucionó dibujándose una leve sonrisa en su cara.

Se quitó las gafas para desechar miradas, se acercó al micrófono…y dijo:

Señores, el presente curso va dirigido a todos ustedes, soy consciente que el motivo por el cuál les ha llevado a entrar ha sido el simple hecho de  que al plantearse ustedes alguna vez la moralidad en la calidad de sus actos cotidianos, se dan cuenta de una manera real y asumida que son unos verdaderos cabrones.

Como ven ustedes este curso va dirigido a unos pocos, por suerte, ya que si la sala estuviese llena lamentablemente este curso no tendría ningún sentido, Yo estaría equivocado y mi ponencia sería absolutamente ridícula no tendría sentido.

Pero no es el caso, creen que lo que les ha hecho entrar ha sido la curiosidad y no ha sido la curiosidad, no, señores, ha sido la necesidad, la necesidad por intentar entender por qué para los demás no es tan fácil ser un cabrón, se saben que no es cuestión ni de inteligencia, ni de educación especial en la infancia.

Para ustedes simplemente la moralidad no existe porque no existen las acciones de lo correcto y lo incorrecto. Sólo existe el mutuo benefició a expensas de que las acciones sean las correctas o incorrectas, sin tener en cuenta cómo les va o les puede ir a los demás.

Por ello ustedes están aquí, porque sin moralidad la vida es un vacío inexpresivo que lo único que consigue es aislarnos de un mundo real, se necesita el arbitraje en las opiniones, discusiones y acciones. Y eso sólo se consigue con unos principios de conducta, empezando por no ser un cabrón, porque señores tengan presente que se puede ganar, tener razón y triunfar, todo ello perfectamente sin ser un cabrón.

Al acabar la ponencia, salieron de la sala… La reacción de cada uno fue como el que ve un accidente de tráfico mientras conduce… aminora, reflexiona y olvida para seguidamente acelerar, volvieron cada uno  a colocarse su armadura de protección y empezaron a andar con aire de autosatisfacción.

Total, eran unos cabrones y estaban acostumbrados a llevar ese peso sobre sus conciencias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: