¿¡Y tú que sabes!?.


y_tu_que_sabes2Hoy he tenido una pequeña conversación con mi amigo Ondi, sobre la espiritualidad, budismo… Lo hemos acompañado con algún chiste y nos hemos reído.

Al pensar luego sobre la conversación me he acordado de ¿¡Y tú que sabes!?, pedazo de documental que no puedes sacarlo en una conversación con los amigos, (lo he comprobado, y te miran con cara rara), pero sí recomendarlo.

Básicamente este documental-película trata de explicar la realidad existente para todos nosotros desde el punto de vista de la espiritualidad valiéndose de estudios científicos obtenidos de la física cuántica.

La revolución cultural que se deriva de estos conocimientos científicos tiene que ver con la naturaleza de la realidad. Lo que nos hace ver este documental es que la realidad se reduce a la percepción de lo que nuestro cerebro entiende como realidad y que la percepción (a la que llamamos realidad) se forma por el efecto combinado de creencias, pensamientos, emociones….sensaciones. 

La consecuencia de estos estudios es que cada uno de nosotros somos los que tenemos la última palabra sobre lo real y que, cuando descubrimos la estrecha relación entre el mundo interno de las personas y lo que sucede en su entorno, alcanzamos la capacidad de alterar la realidad.

La película nos hace ver los últimos  descubrimientos sobre el funcionamiento del cerebro, capaz de reaccionar de la misma forma tanto respecto a un objeto real como a otro imaginario, siempre que una emoción esté asociada a estos procesos. 

Este descubrimiento lleva a los protagonistas del documental  a proponer una mayor atención a los procesos de pensamiento y emociones, al considerar que una revisión profunda del interior humano puede ayudar a comprender mejor el mundo que nos rodea y a hacerlo más habitable y confortable. Y, sobre todo, mucho más feliz.

¿¡ Y tú que sabes!?, es uno de mis documentales favoritos, cuando lo vi  la sensación que me produjo  fue bastante esclarecedora  respecto a nuestra forma “diferente” como individuos de pensar, de percibir la realidad..De interpretarla.

Aquí tenéis el enlace. ¿¡Y tú que sabes!?


2 responses to “¿¡Y tú que sabes!?.

  • jerson ortega

    tuve la oportunidad de ver el documental,,,…,pero desafortunadamente,,,,,no pude asimilarlo,,,como debiera,,haberlo hecho,,ya que durante,,,la etapa en que lo vi cruzaba por una crisis existencial,,que creo que aun no termina,,,,,pude captar algunas ideas pincipales creo yo,,,yalgunas veces siento,,,.que nada concuerda en mi vida,,.y vaya que si han sido vastantes dificiles estas crisis,,total,,..no soy un erudito,,pero tengo eñl sentimiento de que esta realidad en general,,,,es muy lenta,,,,comparada con otras epocas,,,,,,y a veces llego a sentir tal vacio en el aire,,,aclarando que la masa en el universo es invisible en su mayoria,,,.y eso que ya soy padre,,,de dos niños,,,,,,,bueno en si la parejita,,,alo que voy es que por mas intentos que haga por tener pensamientos positivos,,.,,vuelvo a caer en el mismo lugar de siempre,,conclusion….solo me queda esperar hasta dejar este lugar o realidad como gusten llamarle,,,…,,,,,,,,,,,

  • Carlos González

    Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: