Inteligencia vs Empatía.


Leyendo y viendo en los diferentes medios el comportamiento de mucha gente que ayuda desinteresadamente, siempre me he preguntado quién es más inteligente ¿el que usa su inteligencia para alimentar su ego personal o el que la usa para el bien de los demás?.

No dejo de admirar a la gente que verdaderamente tiene empatía, me parece que es la mejor forma de definir inteligentemente a una persona. No hay nada más gratificante en una relación social que saber escuchar, y saber evaluar el problema que te está exponiendo esa persona que tienes en frente. Verdaderamente sólo la conseguirás ayudar, si entiendes su problema desde “sólo” su punto de vista, sin hacer evaluaciones propias, y eso se llama empatía.

No entiendo la inteligencia como una resolución de diferentes problemas aritméticos, ser más rápido en realizar unas operaciones no sirve de mucho si al final las resuelves. Saber mucho de algo sólo significa poseer una gran cultura, todo el mundo está en disposición de llegar a tu nivel, sólo es cuestión de invertir tiempo. Saber tomar decisiones importantes realmente va asociado a poseer una gran autoestima (Si aciertas te enorgulleces a ti mismo, si fallas no le das importancia).

Admiramos las diferentes habilidades (musicales, deportivas, culturales), pensando que ellos han tenido más suerte de poseerlas genéticamente y nosotros no, verdaderamente todos tenemos alguna habilidad destacable sobre los demás, pero no se han dado las circunstancias para que afloren, siendo estas: voluntad, tiempo y trabajo.

El hecho de que la empatía y el altruismo hallan sido tan importantes en la evolución del hombre como especie es que el hombre es una animal social por naturaleza, uno de los requisitos que se dieron para que prosperara su evolución fue la transmisión entre una y otra generación de la cultura, siendo natural un comportamiento entre sus congéneres totalmente altruista. Por supuesto que los otros dos componentes como son el cerebro y la mano, fueron piezas fundamentales en la evolución, pero lo que realmente nos llegó a diferenciar con otras especies fue nuestro componente social.

La inteligencia puede que empiece creyéndonos nuestras propias posibilidades, con sus aciertos y sus fallos, sintiéndonos bien con nosotros mismos pero no a costa de los demás, sino con los demás, fomentando nuestra propia autoestima.

Tal como dijo Einstein  “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.”,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: